miércoles, 14 de mayo de 2014

¿Qué esperamos de la poesía cuando fluye como una fuerza que rompe, mueve y sorprende? La conciencia del hoy, del ahora, con lo cotidiano, las sombras y las luces, y este instante que se ha creado en el que es posible la belleza, pese a todo. Hay buenos poemas en este libro, de los que te reconcilian con la poesía y con la esperanza de un ser humano de verdad, sensible a un tiempo y un medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada